To build a Home - por Elena Cárdenas

To build a Home - por Elena Cárdenas

Ya han pasado unos cuantos días desde que comenzó el año, y ya de vuelta en Berlín los buenos propósitos han sido los principales protagonistas de estas primeras semanas del año. Aunque me mudé hace seis meses, Alemania y Berlín distan mucho de España o de Andorra, por lo que el periodo de adaptación digamos que ha sido un poquito más largo del que esperaba.

Uno de mis propósitos para este 2017 ha sido conseguir hacer de Berlín mi hogar, del mismo modo que la canción To Build a Home de The Cinematic Orquestra:

“This is a place where I don't feel alone
This is a place where I feel at home”

Así que para poder llevar a cabo mi propósito, a parte de vestir mi casa con flores de colores alegres, decidí apuntarme por fin a clases de alemán. Al ser ciudadana de la UE solicité poder asistir a los cursos de integración que el gobierno alemán organiza junto a academias de idiomas. Y aunque no son gratuitos, son cursos de precio asequible y lo más importante, son cursos intensivos (20h a la semana); por lo que si me aplico en los estudios es posible que pueda conseguir un nivel básico en muy poco tiempo, cosa que me hace muy feliz.

Los colores llegan a casa

Aprender un nuevo idioma siempre es positivo, y más si al aprenderlo conseguiré integrarme mejor en mi nueva ciudad. A parte de aprender un nuevo idioma, estas clases diarias de alemán me están permitiendo conocer a personas de culturas y nacionalidades que no conocía. Al ser un curso de integración la mayoría de mis compañeros y compañeras vienen de países como: Ghana, Irak o Siria, y estando con ellos a diario que cada día conozco más de su país, de su cultura y del largo camino que han tenido que recorrer para poder llegar a Europa.

Aunque casi todos somos de espíritu solidario, en ocasiones el miedo a lo desconocido nos bloquea y hace que esa solidaridad desaparezcan en cuanto creemos o nos hacen creer, que aquellos que son diferentes de nosotros van arrebatarnos lo nuestro o nos van a hacer daño.. Actualmente con la crisis y la guerra de Siria muchos son los países que han blindado sus fronteras a la entrada de refugiados Sirios. Es cierto que la inmigración debe controlarse, pero ante un éxodo de esta magnitud causado por una guerra, no deberíamos permitir que el miedo nos haga perder la humanidad que la situación requiere. Afortunadamente Alemania abrió sus fronteras a los refugiados ayudándoles a encontrar un lugar donde poder forjarse un nuevo futuro. 

Refugees welcome

En las horas de descanso de las clases de alemán voy charlando con mis compañeros. Uno de ellos Tilad es arquitecto graduado y tiene un postgrado, llegó hace un año a Berlín. Fue maravilloso poder charlar con él sobre la arquitectura de su país, sobre las reminiscencias árabes en la arquitectura española, la herencia que el mundo árabe nos dejó (con joyas como La Alhambra de Granada o la Mezquita de Córdoba).

También fue muy gratificante compartir nuestras impresiones sobre la importancia de las historia, la cultura y el arte en nuestras sociedades, juntos llegamos a la conclusión de que poco importaba si una ciudad tenía aires arabescos, romanos, griegos o bávaros. Conservar nuestra historia y sus tesoros, independientemente del origen que tengan, es una manera de enseñar a las actuales generaciones quiénes somos y de donde venimos.

De camino a la escuela

¿De donde vino esta conversación? De la condena por parte de Tilad de aquellos que haciéndose llamar “seguidores del Islam” se valen del terrorismo para destruir obras centenarias patrimonio de la humanidad, pero sobre todo patrimonio cultural de los ciudadanos. Tal es el caso de las ruina de Palmira en Siria, donde los templos, torres y arcos con más de 2000 años de antigüedad fueron destruidos.

Este curso de alemán está siendo sumamente positivo para mi, por una parte estoy aprendiendo un nuevo idioma, estoy conociendo nuevas zonas de la ciudad, viajando más en metro, conociendo a nuevas personas, pero sobre todo estoy conociendo a nuevos seres humanos (quizá esto haya sonado un poco a relato de ciencia ficción). 

Estacion de metro

Y lo digo en el sentido de que estas clases, estos compañeros y estas conversaciones me están dando la oportunidad de conocer más sobre el ser humano. Es fantástico ver como al deshacernos de la capa de prejuicios podemos encontrar a personas con grandes historias, con las mismas inquietudes y necesidades que nosotros, es muy gratificante y alentador descubrir que todos tenemos un sueño en común: y es construir un nuevo hogar.

Street art

Elena Cárdenas, diseñadora, comunicadora y escritora vocacional.
Es española de Barcelona, y actualmente vive en Berlín.

Deixe seu comentário

Lugares que podem te interessar

view_module reorder

Passeando em família pelo Itaimbezinho e Fortaleza - por Valéria de Moraes

Localizados nas proximidades do município de Cambará do Sul, na divisa entre o Rio Grande do Sul e Santa Catarina...

Cânion Fortaleza - Parque Nacional da Serra Geral

Localização: Cambará do Sul, RS - a 23 km do centro da cidade. Ver mapa Considerado um dos lugares mais bonitos...

Cachoeira do Nassucar - Cambará do Sul/RS

Localização: Vale do Rio Santana, a 24 km do centro de Cambará do Sul. No Vale do Rio Santana, ao norte...

Cachoeira dos Venâncios - Cambará do Sul/RS


Localização: A 23 Km da cidade, distante 12,5 Km da RS 020. Ver mapa O município de Cambará do Sul, conhecido...

Lajeado das Margaridas - Cambará do Sul/RS

Localização: 12 km do centro de Cambará do Sul O Lajeado das Margaridas está localizado a 12Km do centro de Cambará do...

Quer saber as novidades na Usina?

Inscreva o seu email na nossa lista e receba por email

Somos contra o spam. Inscrevendo seu email na nossa lista, receberá email emails somente enquanto desejar, a Usina sempre respeitará a sua decisão, deixando sempre disponível no rodapé do email um link para cancelamento a qualquer momento, sem complicações


Parceiros na difusão cultural